LUCHA POR LO QUE MERECES – JAIME ESPARZA RHÉNALS

LUCHA POR LO QUE MERECES – JAIME ESPARZA RHÉNALS

Jaime Esparza

Jaime Esparza

Jaime Esparza es un claro ejemplo de que luchar por los objetivos trae sus recompensas tarde o temprano, evidentemente no es un camino fácil, pero es necesario recorrerlo para alcanzar nuestras metas y obtener lo que merecemos.

Es importante tener claridad en que las cosas no se merecen solo porque si, debemos hacer méritos y trabajar sin descanso para ser dignos y poder decir que merecemos triunfar. Un error muy común que cometen las personas es creer que por ser soñadores, tener necesidades o simplemente por pensar que son especiales, ameritan que todo en la vida se de como ellos lo piensan, es allí cuando se quedan esperando que el destino los premie o que aparezca alguien que les dé la oportunidad de ser exitosos en los negocios.

Lo anterior solo pasa en las películas o en los cuentos de hadas, en la vida real, si queremos ser triunfadores, debemos levantarnos día a día y luchar por lo que soñamos, asegurar nuestro futuro y el de nuestros familiares a través de la constancia y el sudor de nuestra frente. Esparza Rhénals, quien es ahora reconocido por sus aportes a la sociedad y por su excelente labor como líder en diferentes proyectos empresariales, asegura que ninguno de sus éxitos fue fácil de alcanzar, sin embargo, luchó sin rendirse y pudo ver como sus anhelos se realizaban uno a uno.

Este mensaje es simplemente un incentivo para que todos nos convirtamos en merecedores de triunfo, para que sepamos que las cosas no pasan por suerte o casualidad, debemos buscarlas, desearlas con todo nuestro corazón y finalmente luchar por alcanzarlas, esa es la única forma de lograr el verdadero éxito, demostrando y haciendo méritos suficientes de tal forma que nada ni nadie pueda interponerse entre nosotros y nuestros deseos.

Jaime Esparza Rhénals en su rol como empresario socialmente responsable, es el mejor ejemplo de que los sueños se cumplen siempre y cuando seamos dignos de ellos. ¡Alcancemos nuestras metas y hagamos méritos para ser grandes emprendedores!